Solicita aquí tu cotización

Consulte los productos agregados

Envíos a todo el país

Domicilios BOGOTÁ

Solicite aquí su cotización

LO NUEVO

5 mitos y verdades sobre las telas utilizadas en la dotación de uniformes

30 de Diciembre de 2021
telas

Las diferentes telas para uniformes u otras prendas en general han sido a lo largo de la historia objeto de numerosos mitos sobre su calidad, funcionalidad y costo. De seguro has oído hablar que el poliéster es igual al nylon o que no tiene las mismas propiedades positivas que otras materias primas. Conocer la verdad sobre estas afirmaciones te permitirá tomar mejores decisiones en el futuro y elegir adecuadamente el material que más se acomode de acuerdo con tus necesidades. Sigue leyendo para enterarte de más. 

 

La tela es uno de los elementos más importantes en la cotidianidad, está presente en las prendas de vestir, en las cobijas, las cortinas, los manteles, el mobiliario y muchos productos más.

 

Por ello, con el paso de los años se ha especulado sobre sus propiedades y los parámetros que deben estar presentes dependiendo del uso que se le dará. Cada uno de los textiles de la industria cuenta con cualidades específicas, por ejemplo, los tipos de telas para uniformes se caracterizan por ser cómodas, pero resistentes y, en concordancia con la profesión, ofrecen protección contra altas temperaturas, líquidos o cargas de trabajo pesadas. 

 

Te puede interesar: La funcionalidad de los uniformes para peluquería, spa y centros de belleza 

 

Ser consciente de estas particularidades es fundamental a la hora de elegir la dotación de los colaboradores, pues, si se identifica cuál es la necesidad principal a suplir, será más sencillo identificar qué telas antifluidos para uniformes son las ideales o cuáles complementos no pueden faltar en las prendas de vestir de un chef. Asimismo, si pensamos un poco más en lo que deseamos en las prendas de nuestro uso cotidiano, es posible identificar que los textiles más delicados y frescos son los que predominan.

 

Principales mitos de los tipos de telas para uniformes

 

En torno a los textiles se han tejido afirmaciones que no siempre son las correctas y que a la final perjudican la confección y venta de uniformes. Identificar cuál información es cierta y en donde están los errores más comunes puede cambiar la manera en que son percibidos ciertos materiales y, en consecuencia, incrementar su fabricación. 

 

- Cambia el nombre, pero no las características: cada textil responde a una necesidad diferente y, aunque puedan parecerse entre sí, sus usos también cambian. Este aspecto, a su vez, influye en su origen (puede ser sintético o natural) así cómo en la manera en que se comportará la estructura dependiendo de la prenda. 

 

- Es imposible obtener comodidad al 100 %: la innovación ha influido mucho para que las capas que conforman a la tela sean cada vez más livianas y suaves al tacto. En el caso de los uniformes para empleadas domésticas se busca un equilibrio que permita obtener resistencia, mejor movilidad y protección contra bacterias o fluidos peligrosos. Por eso, es un mito que no sea posible alcanzar el confort para quien utilice la prenda, para elegir el material correcto y hacer realidad esta característica lo mejor es contar con una asesoría profesional. 

 

- Siempre hay una tela mejor que otra: de hecho, no puede hablarse de una tela mejor que otra. Cada una es apta para un uso específico al contar con propiedades diferentes. El algodón, por ejemplo, es un tejido natural no inflamable que brinda confort. El poliéster, por su parte, es una fibra sintética de alta resistencia que no suele arrugarse con facilidad y que tiene una alta durabilidad. 

 

Es más, uno de los métodos de fabricación más empleados en la actualidad se basa en fusionar estos dos textiles para crear prendas que reúnan las características buscadas en la dotación. En el caso de los uniformes de aseo o de chef está combinación garantiza funcionalidad y comodidad, lo que a su vez facilita desempeñar las funciones diarias y proteger a los empleados de las condiciones ambientales o que tienen relación con su labor.

 

- Hay telas que por su costo, no valen la pena: en este punto es importante tener en cuenta los procesos de manufactura que se requieren para su elaboración. Existen materias primas que requieren pasar por diversos procesos para dar con un producto final adecuado. Un ejemplo muy común es la seda que se elabora a partir de fibras naturales. Su alto precio se debe a la moderada producción de este material a nivel mundial: al año se calcula la elaboración de 50.000 toneladas. Además, son necesarios cuantiosos kilos de capullo de seda para realizar una sola prenda de vestir.

 

Antes de descartar una tela, piensa primero qué la caracteriza, en qué será utilizada e indaga si es el material adecuado para ese propósito. Luego, considera el presupuesto, aunque puedas encontrar otras alternativas más económicas puede ocurrir que en la confección de la prenda no sea el textil correcto y se reduzca considerablemente su ciclo de vida útil. 

 

- Todos los textiles se pueden lavar en lavadora: no es así, algunas fibras son más delicadas que otras. La seda, por mencionar un caso, debe lavarse a mano. Por el contrario, el lino, el algodón, el poliéster y el nylon son textiles resistentes y con capacidad de absorción de la humedad, lo que los convierte en telas aptas para la lavadora. 

 

Propiedades de las mejores telas para uniformes 

 

Ahora que tenemos claros algunos mitos clásicos, es el momento de pasar a entender las ventajas que las telas utilizadas en dotación tienen para ofrecerle a sus usuarios. 

 

- Un tipo especial para cada profesión: en la actualidad muchos fabricantes optan por desarrollar textiles con agregados especiales que están diseñados exclusivamente para ofrecer mayor protección o evitar accidentes cuando de dotación de uniformes se trata. La tela sanitaria es una muestra clara de ello, este material se caracteriza por ser antibacteriano y otorgar una mayor circulación del aire para mantener las prendas frescas por más tiempo. 

 

- La calidad de los textiles ha aumentado: en relación con el avance tecnológico, las materias primas de la actualidad han optado por cambiar esa realidad a través de la mejora continúa. Entre los casos más destacables está el poliéster que se emplea para la confección de uniformes de servicios generales, entre otros oficios. Se caracteriza por su fácil transpirabilidad, mantenimiento, limpieza y flexibilidad para realizar actividades dinámicas. Es un material liviano que no se encoge o estira y que conserva su apariencia durante un tiempo prolongado, a pesar de su uso continuo.

 

- Los materiales sintéticos ofrecen confort: contrario a algunas ideas erróneas, la composición actual de este material no solo favorece la resistencia en profesiones con una alta carga de trabajo como sucede con los mecánicos o fontaneros, sino que también ofrece forros internos que son suaves al tacto y protegen a la piel de posibles raspaduras o contacto con objetos filosos. 

 

- Texturas para cada entorno laboral: para algunos uniformes antifluidos o la dotación especial para chefs y camareros se utiliza una fabricación con hilos más rectos y tejidos con menos ondulaciones. Pensar en las condiciones específicas de trabajo contribuye a medir el grado de bienestar del usuario, entender qué hace que esté cómodo e identificar los factores de riesgo que se pueden presentar a la hora del desempeño de sus funciones.  

 

Estos son los mitos y las verdades que rodean a las telas usadas en la fabricación de uniformes. Ahora que conoces a profundidad la realidad sobre su calidad y funcionalidad puedes tomar la decisión de dar con el mejor proveedor de prendas para otorgarle a tus colaboradores una imagen profesional, pero que los cuide durante toda su jornada laboral.

 

En Camila y Camila confeccionamos los uniformes para limpieza, servicios domésticos, chefs y enfermeros que tu empresa necesita. Contáctanos e invierte en prendas cómodas que mejorarán tanto la productividad como el rendimiento laboral. Contamos con un amplio portafolio de diseños para que encuentres el ideal para tu compañía. Conoce nuestro portafolio de uniformes antifluidos en Bogotá ¡Comunícate con nosotros y elige una empresa con más de 20 años de experiencia en confección! 

¡Cotizar ahora!

también te puede interesar
Diligencia el siguiente formulario para recibir tu cotización.
¡Tenemos el uniforme que estás buscando! Ver más